Nuestras
Novedades

Noticias, Información y más.

Volver

Pasturas: Los beneficios del monitoreo.

Pasturas: Los beneficios del monitoreo.

Traducción y gentileza: Ing. Prod. Agrop. Luis Peluffo y Prof. Pilar Arenaza.

La importancia del monitoreo de pasturas y los beneficios de registrar y analizar la información impactaron realmente, la temporada pasada, a los socios tamberos de Waikato (Nueva Zelanda) Mark y Susan Dyer.

La pareja participa del programa Agriseeds Grass into Gold (El pasto se convierte en oro), el cual consta de 12 tambos a lo largo del país que reciben asesoramiento agronómico sin costo por dos años y semillas, también sin costo alguno, y hace hincapié en el buen manejo y renovación de las pasturas.

Este exitoso programa ha evolucionado en Tiller Talk (Conversaciones de macollos), un programa de manejo de pasto que lleva adelante DairyNZ, (equipo de asesoramiento sustentado por los productores y el gobierno de Nueva Zelanda) y ha sido elegido por éste, para continuarlo.

Si bien Mark siempre ha recorrido las pasturas minuciosamente, la información se utilizó mayormente para determinar el orden de pastoreo y el armado de un plan de pastoreo.

Pronto se dieron cuenta de cuán importante podía ser la información con respecto al potencial del tambo de producir pasto. Para Susan fue muy interesante medir ese potencial y ver lo que podía significar, no sólo para los dueños de los tambos, sino también para los socios tamberos.

Para que funcione realmente separaron el tambo en diferentes ambientes basándose en el tipo de suelo y sus características: el más liviano y más arenoso, el que recibe el efluente y los suelos más arcillosos hacia la parte de atrás del campo. Ellos utilizaron sus registros de pasturas para evaluar la peor parcela, la promedio y la mejor parcela de producción en cada ambiente, y multiplicaron la diferencia entre el mejor y peor por el área en el ambiente.

Los registros de la temporada pasada mostraron que el tambo tenía el potencial de producir 125 toneladas de materia seca (DM por sus siglas en inglés)

El trabajo hecho como parte del “Índice de Valor del Forraje de DairyNZ” pone el valor de un kilo extra de DM a 30 centavos de dólar NZ de ganancia operativa adicional, lo que equivaldría a $3,5 pesos argentinos.

Se ha de notar que es ganancia operativa, no sólo ingreso, y en el caso de los Dyers la producción de pastura adicional en las 86 hectáreas del tambo de Te Aroha equivaldría a un extra de N$Z 37.500 entre ellos y los dueños de los tambos, unos $480.000 pesos argentinos.

Trabajar con información y el monitoreo diario es habitual para Susan, es como ella maneja el tambo “a raya” y puede instantáneamente evaluar la situación en cuanto a la alimentación y lo que significa para la producción de leche y el flujo de caja.

“No hay sorpresas. Todo se conecta con todo, por lo tanto siempre sé donde estamos parados,” dice ella. Y agrega, “comparamos las figuras reales con las estimadas todo el tiempo, miro la información todos los días”.

Susan dice que esta es una forma de trabajar informado, de tomar decisiones sobre la base de información real, no sólo basándose en lo que uno cree que pasa. Y lo logra utilizando el software de cálculo de alimento FeedFlo el cual hace la mayoría de los cálculos y análisis.

Ella puede preparar diferentes escenarios y estar lista para diferentes situaciones, no solamente en términos de los efectos en la cobertura promedio del tambo sino también en cuanto al impacto que los diferentes escenarios tendrán en la producción de leche y además, como ella vincula toda la información con la estimación del flujo de caja, también obtendrá el impacto en la rentabilidad.

Esta temporada, a pesar del comienzo húmedo, están por alcanzar gastos operativos del tambo de N$Z 1.75/Kg MS ($19.86 por kg de proteína + grasa butirosa) incluyendo mano de obra. Consideran la información registrada sobre pasturas como una de las más importantes que tienen, la misma mostró que al comienzo de enero sus parcelas con pasto nuevo estaban creciendo entre 10/15 kgs DM/ha/día más que la tasa de crecimiento promedio del tambo.

Las parcelas con el mejor y peor rendimiento estaban, sorprendentemente, ubicadas una al lado de la otra en la temporada pasada y Susan sostiene que realmente con solo mirar no se podría evaluar la notable diferencia que había en cuanto a producción.

Pero los registros por parcela mostraron que la mejor creció 5 tons de materia seca /ha/año más y ya para fin de marzo había tenido el doble de pastoreos que la peor.

La información es muy importante para los socios tamberos para mostrar a los dueños de tambos el valor de invertir en la renovación de forrajeras y parcelas. Susan dice que los dueños de sus tambos están convencidos que van por el buen camino con lo que están haciendo y apoyan completamente su programa de renovación de pasturas.

Van por su segunda temporada en el tambo y ya han renovado casi el 20% del tambo.

Están utilizando achicoria como parte del programa de renovación y van desde pasturas permanentes viejas a ray grasses anuales, luego a achicoria y de achicoria vuelven a pasturas permanentes. Sembraron 9has de achicoria esta temporada, 4 parcelas fueron sembradas en octubre y 1 en noviembre.

No puede haber supuestos cuando hay que lograr resultados; se necesita información precisa para asegurar de cubrir la necesidad de alimentación y el orden de pastoreo semanal.


Esto significa que Susan va a la parcela y tira el aro medidor en el cultivo, corta la achicoria a nivel de post-pastoreo y la seca en el microondas para obtener una medida de materia seca. Los últimos cálculos pusieron al cultivo en 14t DM/ha.

Susan y Mark dicen que realmente ven el beneficio de formar parte del programa Grass into Gold y de focalizarse en pasturas por lo cual están entusiasmados con continuar con el programa Tiller Talk.

Fuente: Ann Lee para revista Dairy Exporter, febrero 2017, pág.56.


Volver